¡He tomado Inglaterra!

0
88
He tomado Inglaterra
Imagen de Myriam Zilles en Pixabay

¡He tomado Inglaterra! Esta frase la dijo, según algunos cronistas, Guillermo el Conquistador a su entrada a Inglaterra en el 1066. El duque normando, con ésta frase nos cambió la vida a todos.

He tomado Inglaterra
Pevensey Bay – Photo © Malc McDonald (cc-by-sa/2.0)

¡He tomado Inglaterra!

¿Parece lógica verdad? Digo, el tipo estaba invadiendo Inglaterra. ¿Qué iba a decir? ¿”Upe”?

Lo prodigioso de ésta historia es el contexto de ésta frase. 

La historia es mucho más larga y obviamente no voy a entrarle por completo, pero baste decir que Willy (Don Guillermo El Conquistador, conocido por acá como Memito, o Willy), había pasado con su ejército un montón de tiempo, al otro lado, en Normandía, esperando a que el mar se compusiera para poder cruzar con todo y caballos y si, tomar Inglaterra.

He tomado Inglaterra
De Desconocido – http://maryevans.com/search.php?usr=notlogged&prv=features&feature_no=F00057, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5865395

En ésos tiempos, pues si, todo era tomado como una señal divina, y los soldados estaban bien preocupados porque creían que tanta tormenta y el mar tan picado eran un mensaje de Dios para que ni se les ocurriera entrarle a las islas británicas.

Guillermo, al que le interesaba un carajo, en el fondo, la opinión de Dios, lo único que quería era que el mar se calmara para entrarle a la invasión. Y pues si.

Un buen día se les dió, y cruzaron el canal de la Mancha. El 28 de Septiembre de 1066 el ejército normando en pleno desembarcó en la Bahía de Pevensey.

Obviamente el rey siempre era el último en bajarse. Yo me imagino que les daba pavor bajarse de primeros y que el ejército se fuera. ¡No sé!

La cosa es que Guillermo, que era un toque más alto que la media de la época, se baja del barquito, todos sus hombres están pendientes de él, y viene una ola y ¡juaz! Lo bota.

Ojo que ya los soldados andaban preocupaditos de que Dios no les estuviera apoyando… ¡Y este mae se cae al entrar!

Pero Memito, muy inteligentoso, de cuatro patas en la espuma, cierra los puños con un poco de arena en cada mano y grita “¡He tomado Inglaterra!”

¡Como el vikingo que era el cabrón! ¡Bien jugado!

El ejército se llena de fuerza e hicieron papilla a los sajones. Este chavalo es como tatarataratarabuelo³¹ de la Reina Isabel II.

He tomado Inglaterra

Ahora, ¿qué es lo que me parece trascendente de la historia?

Al margen de quedar bien ante los soldados que ya era importante en ése momento.

Es que Memito nos está dando material para entender qué hacer cuando todo parece ir de rabo.

He tomado Inglaterra
Imagen de klimkin en Pixabay

Propósito

El mae tenía muy claro que él era el rey de Inglaterra. No se lo estaba preguntando, ni dándole vueltas a la idea. Él era el rey y venía a reclamar lo que ante él era un hecho y punto.

Todo está a mi favor

Si el mar lo botaba, estaba a su favor. Si la tormenta no los había dejado antes, estaba a su favor. Y, si todo parecía ir en contra, era un malentendido, porque Todo estaba a su favor. Y punto. Él era el rey de Inglaterra.

He tomado Inglaterra

Liderazgo

¿Ante su ejército? Por supuesto, pero ante todo, sobre sí mismo.

Un líder que no sabe manejarse a si mismo, sencillamente no lo es. Él se recoge, él pone las cosas a su favor.

No salió del mar para preguntarle a los generales y a la esposa y a Raymundo y todo el mundo qué hacer… No. El chavalo, toma la decisión, cree en si mismo como el mejor líder para lo que estaba por pasar y sin pensarlo mucho, vuelve toda la historia a su favor.

Si hubiera estado solo, probablemente la única diferencia hubiera sido que no lo hubiera gritado. Pero de fijo lo hubiera pensado y sonreído.

He tomado Inglaterra
Imagen de John Hain en Pixabay

Fe en sí mismo

Jodida ésta, porque se parece a aquel anuncio de Chivas Regal… o lo tenés o no lo tenés.

Memito tiene una historia interesante, porque el mae era hijo natural del duque de Normandía que tenía otros hijos. Ser bastardo en ésa época era jodidísimo.

Pero este mae que era un experto en poner el universo a su favor lo tomó como estandarte y antes de ser “El Conquistador” se hacía llamar “El bastardo”.  (Cuando se le acabó el berrinche y dejó de matar y torturar gente por decirle bastardo, obviamente)

No podés medio tener fe en vos. Y cuando la vida te ha dado de guamazos por mucho tiempo ésta cualidad se desvanece como una gota de agua sobre una plancha conectada hace media hora.

Pero no queda de otra.

Punto.

Sin importar cuántas veces me he caído, sin importar cuántas veces he fracasado ruidosamente, sin importar cuántas veces, conscientemente hice el ridículo frente al mundo y frente a mí, ¡Qué torta! Soy la única persona con la que vivo y voy a vivir hasta el final de la vida.

Puedo estar enojadísima con Olga, mandarla para la mierda mil veces, pero al final del drama… Ahi la tengo. Sigue siendo la misma, con el mismo nombre, la misma cara y las mismas vainas.

Porque el rollo es que a la hora de las horas, quién pagará por las consecuencias de no creer en mí… Soy yo. Nadie más. También en éso estaré sola siempre.

Yo asumo las consecuencias de creer o no, en mi.

No hay muchas alternativas, porque la otra posibilidad es creer en que otros te digan cómo vivir, de acuerdo a la verdad y a la vida de ésos otros.

¡Uy! Y ahi mejor ni me meto.

Conclusiones:

La primera es que si, Guillermo el Conquistador podía ser cruel, manipulador, medio estafador y todo lo que se quiera, pero era carguísima.

La segunda es que hay que ver cómo se hace, de la forma que sea para poner al Universo a tu favor

La tercera es, inevitablemente, que lo que sea que creás, de vos, de tu vida y de tu universo, eso es lo que vas a percibir… Nos guste o no.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí