El tiempo es un activo.

0
161
El tiempo es un activo

El tiempo es un activo. Es un activo imprescindible. En buena lid, mientras estamos en esta dimensión, este activo es probablemente el único realmente importante.

 

“El tiempo es un activo”. Eso me lo enseñó mi sabia madre. Y al día de hoy creo que no lo comprendo a cabalidad. 

No nos damos cuenta, pero lo que hacemos al trabajar es venderle el tiempo a alguien. Y el tiempo, como dice el fantástico Mujica, el tiempo es vida.

Entonces bueh, si. Cuando te metés a trabajar y acordás un pago por tus horas de trabajo, lo que hacés en realidad es decirle a tu empleador: “Le vendo ocho horas diarias de mi vida” y eso está muy bien.

Esas ocho horas deberían pagarte con 16 horas tuyas. Ocho para sueño y ocho para lo que te dé la gana.

Cuando tenés un sueldo y un contrato de ése estilo, las cosas son diáfanas.

¡Pero! Cuando sos independiente la cosa varía un toque, porque resulta que el panorama se nubla un poco.

Vamos a ver:

Si yo voy a El Rey a comprar ganchos. Y cada gancho cuesta ¢100. No hay forma de que yo le diga al cajero del Rey: “Mirá son sólo dos… ¡No jodás! ¡Dámelos!”

No lo hacés con El Rey, no lo hacés con un vendedor de aguacates y no lo hacés en Zara.

¡Pero! Por alguna razón que nadie comprende muy bien y cualquier trabajador independiente sabe de lo que estoy hablando, sentimos que el tiempo del otro… Di, no existe. No importa. Es sólo tiempo… Ésa vaina sobra.

No. Es vida.

El tiempo es un activo

“Dar la vida por otro”. ¿Suena conocido no? Es como el último de los heroísmos. El de Jesús y otros grandes.

Ajha. Cuando te hacen esperar, mae estás dando tu vida por otro. 

Cuando hacés un trabajo gratis, por cortico que sea, estás dando tu vida a otro (¿En serio querés darla?).

Cuando hacés un trabajo barato, estás vendiendo tu vida baratica. 

“Dar la vida por otro”. Sé que la frase tiene que ver con perder tu vida completamente, pero ¡En serio! Cuando trabajás de gratis estás dando tu vida por otro.

Suena muy heroico… di si. Y también dramático.  Pero al carajo el heroísmo. Es una forma de ponerle una etiqueta bonita a una vaina que no está bien, y no nos hace felices.

Por lo menos podría uno elegir ¿no?

¿Realmente quiero regalar mi vida a esto? ¿Lo merece? ¿Lo vale?

El rollo es que con una frecuencia impresionante, pedimos a gente que nos regale su vida. Sin siquiera darnos cuenta de lo que nos están dando.

¡Todos lo hacemos! Pero cuando nos lo hacen a nosotros, es agüevadísimo.

El tiempo es un activo

¡Y no me lo malentiendan! Creo en hacer favores. Creo en ser útil para el que necesite de mi. Creo que si hay un sentido en ésta vida es justamente ése: Estar en el momento y el lugar idóneos para ser útil. Y abrirse a serlo. 

Y creo profundamente en la reciprocidad, en dar y recibir en un fluido permanente y amoroso.

Sin embargo, es una opción. Sigue siendo una elección.

Y podés decir que no. 

Podés decidir que querés hacer otra cosa en la vida que ser útil para alguien más.

Podés con toda tranquilidad, -a lo Metroman (1) – decirle “no” a alguien que te pide tu vida, siquiera por un rato.

Es también Amor. 

 Y ese “no” que es Amor Propio no es, ni debería ser jamás, culpabilizable. 

Pagar en culpa un “no”, que en realidad es un “si” a uno mismo, no tiene NINGÚN sentido.

El tiempo es un activo. Así como cuando entrás a Nibanco y te dan al principio un poco de plata, cuando entrás a la vida, te dan un montón de tiempo.

¿Qué hacés con él? 

¿Invertís? ¿Gastás? ¿Despilfarrás? 

Valoramos el dinero muchísimo más que el tiempo. Las cosas, cualquiera… desde un Iphone hasta un cuaderno, más que el tiempo.

Sólo te pido que pongás atención a qué le das tu vida.

Es lo único que realmente es tuyo para dar.

 

 

Aclaración importante

Cualquiera que haya hablado conmigo un ratico sabe con certeza que creo que el tiempo no existe.

Que creo que lo único que existe es el momento presente y ahí no hay posibilidad de tiempo.

Sin embargo, es una ilusión persistente. Sin duda.

¿Cómo te relacionás con ella? Y dentro de ésa ilusión, ¿Cómo te relacionás con vos mismo? Ese es el asunto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí